Internet de las cosas el nuevo reinado
Hoy, más del 99% de los objetos del mundo físico duermen y no se encuentran conectadas a Internet. Sin embargo un fenómeno llamado “Internet de las cosas” despertara cualquier objeto que pudieras imaginar. Se calcula que para el 2020, 37 mil millones de objetos inteligentes estarán conectados a Internet dotados de conciencia de su entorno, poder de procesamiento y capacidad de comunicación.
La manera de relacionarnos, la de ejercer el día a día y como funcionamos ha cambiado drásticamente en los últimos 15 años, lo mismo ha pasado con las empresas con la aproximación de los mercados, la manera de gestionar una empresa en la actualidad es muy diferente a como se dirigían en la década pasada y todo debido a Internet y las nuevas tecnologías que además han conseguido globalizar las industrias. En los próximos años los cambios que impondrá el Internet, las nuevas tecnologías y el Internet de las cosas podrían cambiar el mundo tal y como lo conocemos hoy.

El concepto de Internet de las cosas u objetos físicos no es únicamente con que todas las cosas del mundo se encuentren conectadas a Internet, como hoy en día tenemos con los smartphone, tablet, smart-tv, ordenadores y miles de dispositivos más, se trata más bien de algo mas allá, de que las objetos tengan la capacidad para comunicarse con otros objetos y no hablamos solo de objetos electrónicos. Una de las cosas más interesantes de este concepto por ejemplo es que en la actualidad las computadoras no saben nada del mundo que las rodea y todo lo que saben es la información que le introducimos a través del teclado, es aquí donde los sensores tendrán un papel fundamental pues permitirá al objeto entender el entorno que las rodea y comunicarse con otros objetos a través de internet.
En el mundo actual existen muchos problemas por la sencilla razón que los objetos no están comunicados entre ellos.
Pero esto de los sensores no es ninguna novedad, actualmente los artefactos tienen sensores que nos alertan o indican en qué estado se encuentra, el siguiente paso aquí por ejemplo, podríamos tener un refrigerador conectado al supermercado y que a través de sensores conozca tus comportamientos de comida, lo que te gusta y no te gusta, cuando estas de fuera de casa y que consumes por estaciones, que gracias a esta información no tienes que decidir que tienes que tener en el refrigerador, esto es ya automático, otro ejemplo la de disponer de sensores y controladores en diversos elementos de la casa. Seguro que puede habernos pasado salir de paseo y no estar seguros de que sí hemos cerrado la llave de fuego de la cocina, o si las persianas, ventanas o luces se han quedado tal y como queríamos. Todo sería tan sencillo como acceder al servicio con el que controlamos nuestra casa, y no solo comprobar que todo está de manera correcta, sino incluso modificar el estado de los mismos. O si por el contrario, vamos a volver en pocas horas a casa, podemos programar cuándo queremos que comience a calentarse la comida. Cosas como regular la temperatura del hogar según la temperatura de afuera cuando estemos nosotros allí o encender las luces de manera automática, podrían ser hechos cotidianos de la vida.
En el Internet de las cosas, las cosas que nos rodean, pasarían a estar permanentemente conectadas.
Los desafíos de seguridad
Obviamente, surge un problema vital que todavía habrá que resolver cuando esto comience a expandirse, por ejemplo la gran cantidad de intercambio de datos sin el conocimiento del usuario de su vida diaria requiere una alta fiabilidad y confianza para el sistema y las normas para la amplia adopción. La conciencia del usuario sobre cómo aseguro la seguridad de los datos será importante. Actualmente cada vez más se desarrolla el software como gestor de la seguridad para mejorar la eficiencia de todo esto, y de asegurar que los errores y ataques se minimicen. Existe mucha inversión en ciberseguridad que va a permitir que toda esta evolución sea más segura y más privada. La innovación y la evolución es inevitable y vamos hacia ello, al final se ha demostrado que siempre hay mejora en la vida cotidiana, aunque hay problemas paralelos, los problemas siempre se acaban solucionando porque es prioridad para este tipo de evolución.

Compartir Entrada

Identidad Digital en la Sociedad de la Información
Cada vez más, nos encontramos viviendo una doble vida. Una física que muestra nuestra existencia cotidiana en el mundo real y la otra nuestra identidad digital. Para la mayoría de nosotros probablemente más familiarizados con la primera que con la segunda, pero a medida que datos de información sobre nosotros crecen y se combinan en el mundo digital – datos sobre quiénes somos, nuestra historia, nuestros intereses – una sorprendente interrogante aparece ¿Cuán exacta y real es?.
El concepto de identidad se define como el conjunto de rasgos que hace a una persona ser quien es y lo distingue de los otros y al mismo tiempo le permite interactuar con su entorno. La formación de la identidad es un proceso que comienza a configurarse desde el momento del nacimiento y que evoluciona según los hechos y las experiencias que acontecen a lo largo de toda la vida.

Hasta hace poco, configurar y gestionar la identidad personal era una tarea que comprendía tratar nuestra realidad en relación con las diferentes organizaciones y personas en un ámbito que tenía que ver únicamente con el entorno personal y físico más cercano. Sin embargo, la llegada de Internet de forma masiva a la vida de las personas, sobre todo, por la facilidad de interactuar y dejar huella en ella, hace que la gestión de la identidad se complemente con la realidad digital, que además incorpora nuevas características que han de ser tenidas en cuenta por las personas para que la gestión de esa identidad digital sea realmente efectiva.

La identidad digital es la suma de toda la información digital disponible en línea sobre una persona. ¿Cómo funciona y se desarrolla exactamente la identidad digital? Es una preocupación masiva para las personas y empresas por igual. Las personas están preocupadas por la pérdida de su intimidad y de ver que sus datos personales pueden o son utilizados en contra de ellos por cualquiera que quiera robar su identidad. Las empresas, por el otro lado, temen una reacción negativa acercarse a la identidad digital de manera equivocada.

La gestión de la identidad digital requiere la inclusión de tres aspectos muy importantes – información, privacidad y seguridad – Esto como consecuencia de que Internet es un ambiente cada vez más inseguro, porque no existe garantía con quién se está interactuando y el robo de identidad y privacidad personal es un problema creciente en la era digital.
Quien me roba la bolsa, me roba una porquería, una insignificancia, nada; fue mía, es de él y había sido esclava de otros mil; pero el que me hurta mi buen nombre, me arrebata una cosa que no le enriquece y me deja pobre en verdad - William Shakespeare.
Como complemento a la identidad digital, existen muchos mecanismos y niveles avanzados de seguridad. Desde el punto de vista de la identificación y el acceso, se cuenta por ejemplo con el uso del DNI electrónico, las tarjetas de identificación electrónica, la huella dactilar digitalizada, la identificación biométrica, etc.

Por esa razón es necesario el desarrollo de proyectos que proporcionen de elementos seguros que garantice las transacciones del estado, entre ciudadanos con el estado, ciudadanos con las empresas, empresas con el estado.

En el Perú la identidad digital se encuentra apoyada en dos componentes fundamentales impulsados por RENIEC, la primera es la infraestructura operativa de certificados y firmas digitales (IOFE) diseñada para el estado peruano, contemplada por Ley 27269 de Firmas y Certificados Digitales que garantiza y le otorga los mismos efectos jurídicos a la firma digital que a la firma manuscrita, con el objeto de que las instituciones públicas puedan ir implementando servicios electrónicos que contribuya a mejorar los procesos internos y los servicios externos hacia los ciudadanos y la segunda es el Documento Nacional de Identidad Electrónico que existe desde el año 2013.

Conclusión
La identidad digital nos abre a muchos beneficios en internet a los que todos tenemos derecho, es el elemento más seguro para garantizar el progreso, éxito y desarrollo de la sociedad de información y el conocimiento, y es el elemento más inclusivo para combatir la brecha digital.

Compartir Entrada

Importancia de la Firma Digital en la Gestión Empresarial
En la antigua Roma el autor de un documento lo firmaba simplemente pasando la mano por encima del manuscrito frente a varios testigos. Muchos años después en siglo XVIII en Francia se impone lo que hoy conocemos como firma autógrafa, desde entonces hasta hoy la firma autógrafa ha servido para dar autoría a los documentos y para obligarse el cumplimiento de lo que en ellos se dice.

Hoy con la necesidad de las empresas por reducir costos, fortalecer la confidencialidad y privacidad, incrementar la seguridad de los procesos internos y garantizar la interoperabilidad con socios de negocio y clientes a través del uso de medios electrónicos que permita no sólo agilizar los procesos, reducir los tiempos y evitar el uso de papel para mejorar los servicios y la gestión empresarial, sino también contar las garantías técnicas y jurídicas sobre los trámites hechos a través de medios electrónicos.

Esto es posible en la actualidad gracias a las tecnologías que han revolucionado la forma de firmar los documentos, un tipo de firma que se está imponiendo en los procesos comerciales y financieros; Y esto gracias a los certificados digitales, la “firma digital” transforma rápidamente los flujos de trabajo basados en papel en flujos de trabajo sin papel, permitiéndole a la empresa recuperar rápidamente la inversión gracias a la mejora de la eficiencia y a la reducción de costes, pero además contar con plenas garantías probatorias y mitigar los riesgos asociados a las operaciones electrónicas.

La firma digital consiste en un conjunto de datos asociados a un mensaje o documento electrónico, que permite garantizar con total seguridad la identidad del firmante y la integridad del texto o mensaje enviado.
¿Qué son los certificados digitales?
Es un archivo electrónico expedido por una entidad de certificación (EC) que garantiza que una persona o empresa es quien dice ser y que puede firmar digitalmente documentos.

Un tipo de certificado digital o electrónico por ejemplo lo tenemos en el Documento de Identidad (DNIe) que es un tipo de certificado electrónico personal y la entidad de certificación emisor del documento certificado es la RENIEC, el certificado digital se encuentra en un chip dentro del DNI electrónico.

¿Cómo es ese archivo?
Este archivo tiene dos partes, una privada y una publica, la parte privada solo está bajo el poder del titular, no se puede duplicar y está protegida por un pin que el titular únicamente conoce y la parte publica que se comparte con el resto de personas, es la parte que avala que este certificado te pertenece.

El certificado digital es por lo tanto un archivo que vincula la parte pública y parte privada y la solución que garantiza la seguridad en el uso de los certificados electrónicos es la criptografía asimétrica.

¿Cómo se genera la firma digital?
  • Se obtiene un resultado matemático único del documento (huella digital) compuesto por todos los caracteres del documento que se quiere firmar.
  • Se realiza el cifrado de la huella digital con la parte privada del certificado digital.
  • Finalmente se guarda el documento original, la huella digital cifrada con la parte privada y la parte publica del certificado.

¿Cómo estamos seguros que la firma digital que recibimos es auténtica?
Aquí nos estamos refiriendo al proceso de verificación.
  • Se descifra la huella digital cifrada usando la parte pública del certificado.
  • Se obtiene la huella digital del documento original.
  • Se compara las huellas digitales y si coincide la firma es correcta.

Ventajas de la firma digital
  • Seguridad, la legislación peruana (Ley 27269:2000) y (Ley 27310:2008) le otorga los mismos efectos jurídicos a la firma digital que la firma manuscrita. (Elimina los riesgos de suplantación de identidad, alteración o adulteración de documentos, confidencialidad, rechazo o repudio sobre documentos previamente firmados)
  • Potencia el desarrollo de negocio, a través de Internet para el envío de documentos firmados digitalmente, fundamentales para el comercio y gobierno electrónico sin papeles y jurídicamente seguro.
  • Ahorro de tiempo y costos, ya que podrán realizar muchas de las tareas de negocio de forma telemática sin moverse del lugar de operación.

Importante
A nivel regional están en marcha tres grandes impulsores de la firma digital, el primero agrupa a las entidades de impuestos y tributos del estado con factura electrónica, el segundo las entidades de seguridad social y salud este último con historia clínica electrónica, y por último pero no menos importante el sector financiero cada vez con más servicios a través de la red.

Conclusión
La firma autógrafa y la firma digital convivirán todavía durante algún tiempo, pero al final la firma digital y/o firma electrónica avanzada se impondrá en prácticamente en todos los procesos comerciales y financieros, un tema que las empresas no deben descuidar si no quieren quedarse atrás.

Datos

Compartir Entrada

Carlos Verano Arrojo

Mi foto

Consultor en Tecnologías de la Información, especializado en Innovación Tecnológica, Estrategia e Integración TI, Arquitectura Empresarial y Efectividad TI con énfasis en Gerencia de Proyectos, Mejora de Procesos de Negocio, Seguridad de la Información, Diseño y Desarrollo de Software con amplia experiencia en Implementación y Consultoría TI.

Suscribir a Publicaciones

Compartir Blog